Hay un gran riesgo que debes tomar antes de piratear tu equipo Xbox 360, por lo general cuando se realiza esta acción se está corriendo el riesgo de poder ser ‘baneado‘, termino informático que da a entender que te quitan el derecho a realizar alguna acción, en este caso sería tu posibilidad de poder acceder a jugar en Xbox Live, es decir, de manera online con gente del resto del mundo.

Piratear Xbox 360: Nociones a tener en cuenta

Tampoco podrás actualizar tu equipo ni descargar diversos materiales. Si bien esta acción no sucede rápidamente, en cualquier momento se será victima del baneo absoluto de una de las opciones principales con que cuenta esta consola.

Si decides tomar la alternativa de piratear tu Xbox360 ten en cuenta que lo haga un profesional, existen maneras caseras de realizarlo pero si no se tiene un buen manejo y los materiales requeridos, que en muchos casos no son de fácil acceso, terminarás malogrando tu equipo de por vida. No se trata de la instalación de un chip como en otras consolas suele suceder, más bien consta en editar el firmware para que pueda leer discos piratas, siendo la calidad de estos últimos igual a un original y a precios módicos.

Piratear Xbox 360: Nociones a tener en cuenta

En el caso de que no tengas inconvenientes con el baneo se trata de una buena alternativa, únicamente ten en cuenta que cuando esto suceda será para siempre. Ten en cuenta que el técnico que realice esta operación se un experto, para estar seguro pregúntale sobre el proceso para que te lo detalle con precisión, también influye mucho la clase de lectora que tenga tu Xbox360, existen tres tipos: Hitachi, Sansung y Benq; muchas veces el mecanismo cambia de pendiendo de ellos.