Es común en todo usuario de computador instalar una gran variedad de programas, ya sean de entretenimiento o para labores de trabajo, durante años pasamos el tiempo probando muchos, desintalando los que no resultan favorables, eliminando sus archivos y realizando toda clase de actividades similares que en su momento nos resulten útiles; pese a ello, con el paso del tiempo lo único que se esta haciendo es “gastar” la estructura de ficheros en el disco duro, fragmentando archivos al guardarlos, haciendo que los archivos no se guarden de manera ordenada y ocupando mayor espacio.

¿Como Desfragmentar el Disco Duro?

Para poder solucionar esta situación únicamente se necesita desfragmentar el disco duro, servicio que brinda el sistema operativo y que te ayudaremos a realizar. Para comenzar, evita utilizar cualquier clase de programa cuando se inicie la desfragmentación, esto solo volverá el proceso mucho más lento y hará que se reinicie, así mismo evita que se active el protector de pantallas.

Ahora, lo primero es acceder al desfragmentador, para ello debes seguir una de las siguientes alternativas. Primero, sigue esta ruta: botón Inicio → Programas → Accesorios → Herramientas de Sistemas → Desfragmentador de Disco. Otra forma de acceder, para muchos seguro más fácil, se da desde Mi PC: elige el disco duro que creas conveniente y luego con clic derecha selecciona Propiedades, luego te diriges a Herramientas y pulsas Desfragmentar Ahora.

¿Como Desfragmentar el Disco Duro?

Una vez que te encuentres dentro de la ventana de Desfragmentación tienes que elegir que disco duro va a ser utilizado, una vez que lo tengas claro dale clic a Analizar, lo cual te dará una idea previa sobre que tan grave es el estado del disco en ese mismo momento, se te brindará un informe completo así mismo la información quedará de manera gráfica. Ahora sí, con estos datos ya se puede iniciar la desfragmentización, dándole clic obviamente a Desfragmentar.

Este proceso toma un buen período de tiempo en legar a ser completado, el cual también vale decir que depende de qué tan cargado de información se encuentre el disco duro, durante su proceso no se debe realizar ninguna otra clase de acción, razón por la que se recomienda acceder a ello en momentos que no se suele utilizar la PC (durante la cena, mientras dormimos, etc). Luego de esperar con paciencia el resultado notaremos tanto en la gráfica como en el uso del equipo una mejoría considerable. Cada cierto tiempo intenta volver a realizar todo este proceso.