Después de tantos años de su construcción, y pese a constantes remodelaciones y arreglos que se le pueden llegar a realizar, el suelo de concreto que diariamente pisamos para caminar está completamente lleno de elementos contaminantes que pueden resultar perjudiciales para la salud de toda persona. Ni qué decir de las pistas de asfalto que diariamente miles de autos suelen utilizar, junto al suelo urbano poseen gran número de contaminantes como restos de dióxido de carbono, gérmenes y bacterias aparecidas por la basura que muchas veces llegamos a hallar y demás elementos.

Por suerte en la actualidad la tecnología nos puede ayudar a solucionar estos inconvenientes gracias a la existencia de técnicas capaces de remover las impurezas que habitan en los suelos, siendo altamente funcionales en ambientes caseros o para trabajos más elaborados en ambientes amplios.

Entre las principales tecnologías contra la contaminación del suelo encontramos a:

• Biorremediación, un proceso en donde microorganismos, hongos y plantas retorna a la tierra contaminada su estado natural.
• Extracción de vapor del suelo, considerada como una remediación efectiva
• Extracción de agua freática o aguas subterráneas
• Aeración, una especie de ventilación del suelo