Proxy es un programa o dispositivo que sirve para permitir el acceso a Internet para varios equipos de una organización con solo un equipo conectado a la red. Es decir, con una única dirección IP. Con un servidor proxy se pueden conectar a Internet indirectamente dos o más ordenadores.

Proxy: Conexion a Internet con varios equipos en red

Este programa es un punto intermedio entre una computadora conectada a Internet y el servidor que está accediendo. La navegación a Internet por este medio se consigue con una solicitud que el proxy derivará al servidor que queremos acceder, devolviendo luego la respuesta a la solicitud. Por ello, se utiliza tanto para registrar el uso de Internet, como para bloquear el acceso a una sede Web.

Entre las principales ventajas de un servidor Proxy es que permite un mayor control, limitando o restringiendo el acceso a otros usuarios, ya que funcionan como servidor de seguridad y como filtro de contenidos. Esto se genera cuando los administradores de la red (Intranet) desean desactivar el acceso a ciertas páginas que consideran dañinas para red o para los usuarios.

Del mismo modo, gracias a este servidor se mejora el rendimiento al potenciar la velocidad de conexión. Con el Proxy se guardan en la memoria caché (copia de las direcciones visitadas antes) las páginas web que son visitadas con mayor frecuencia por los sistemas de la red. Esto se consigue porque cuando un sistema solicita la página web visitada con mayor asiduidad, el servidor proxy utiliza la información guardada en la memoria caché en vez de recuperarla del proveedor de contenidos, no sin antes revisar si ha sido modificada desde su ultima solicitud. Así, no tiene que volver a contactar con el destino, y el proceso es mucho más rápido.

También genera un ahorro de tráfico pues al hacer las peticiones de páginas Web al Proxy y no a Internet directamente se aligera el tráfico en la red y se descarga los servidores destinos que tienen menos peticiones.

Otra de las ventajas es que con un Proxy se puede navegar anónimamente. Pues, al ser el proxy quien accede al servidor web, este servidor no puede decir quién es el usuario que lo está utilizando. Existen proxys anónimos y también los que sí informan del usuario real que está conectado a través del él.

A pesar de sus cualidades, un Proxy corre el riesgo de recibir contenidos desactualizados o saturase al gestionar muchas conexiones.