Una pregunta muy común que siempre vamos a escuchar: ¿Qué me conviene, un sistema operativo Windows o Linux? Y es verdad, puede que muchas veces uno mismo se la haya planteado a sí mismo, queriendo salir de una vez de ella. Obviamente ambos casos tienen sus propios puntos a favor a destacar, por ello veamos por separado lo que llegan a ofrecernos ambos sistemas operativos y cuales son los puntos resaltantes con relación de uno al otro.

Windows vs Linux: Diferencias y Comparaciones

Para iniciar veamos el caso de Windows, que justamente viene a ser el caso más popular a nivel mundial con relación a sistemas operativos, teniendo el mayor número de usuarios al respecto, por lo tanto el más comercial y fácil de poder conseguir, algo relevante para personas que buscan soluciones rápidas a sus problemas informáticos.

Aparte, es más fácil poder encontrar aplicaciones que sean útiles con sistemas operativos de Windows que otros casos. Así mismo, debido al hecho de que es el más popular sistema operativo resulta más común que los usuarios terminen adaptándose a su uso en menor tiempo, siendo éste justamente amigable y confiable.

Como uno puede apreciar, la ventaja principal de Windows consta del simple hecho de ser mucho más popular, es más común que la gente sepa qué es Windows y no Linux que el caso contrario, sobre todo en el caso de usuarios que no se toman muchas molestias en buscar mayor número de alternativas.

Ahora pasando al caso contrario, veamos en qué supera Linux a Window, siendo justamente los que buscan mayor cantidad de servicios por parte de su sistema operativo los que terminan beneficiándose. Para comenzar, notemos que Linux resulta mucho más rápido en cuanto a uso, siendo las aplicaciones para este sistema operativo mucho más veloces si es que se comparan con sus equivalentes disponibles para Windows.

Otro punto que requiere ser destacado es el de la seguridad, Linux viene a destacarse principalmente en este punto, tomemos en cuenta de que como Windows resulta más común y popular los virus o ataques de hackers comúnmente van dirigidos a este sistema operativo, así mismo resulta mucho más difícil de poder caer bajo un ataque hacker gracias a que su plataforma es mucho más compleja.

Por último, notemos que Linux requiere también de un menor mantenimiento para su buen funcionamiento, no se requiere de mayores inspecciones ante aparición de algún tipo de virus o bien múltiples actualizaciones.