Si se quiere hablar de juegos de acción en primera persona no se debería dejar de lado al Call of Duty: Black Ops, la décimo tercera entrega dentro de la ya clásica saga bélica estando disponible para todas las consolas de última generación y sistema operativos Window Microsoft desde noviembre del año pasado. El juego nos lleva principalmente a lo que viene a ser la guerra de Vietnam entre los años 1961 a 1968, habiendo en el camino algunas cuantas misiones variantes en escenario. En el juego tomamos el control de un agente de la unidad de operación especial estadounidense SOG, pareciendo otros personajes que tal vez reconozcamos si es que hemos jugado otras versiones de Call of Duty.

Black Ops: La 10ma entrega de Call of Duty

Al igual que toda la saga, lo que se nos ofrece es misiones de tipo lineal llenas de la más pura acción bélica realista que tanto nos ha encantado a lo largo de los años, razón por la que recibiera buena cantidad de críticas positivas que lo convirtieran en uno de los mejores títulos del 2010. Como dato curioso notemos que pese a estar basado en la década de los 60 podemos hallar armas modernas que aparecieron en décadas posteriores como los 90.