Si eres una persona que no se siente muy confiada con el hecho de tener un teléfono móvil con demasiadas opciones, volviéndolo algo complejo de usar, pero a la vez tampoco desea poseer uno en demasía sencillo, lo mejor por lo que uno podría llegar a optar es el modelo Nokia C5, un celular de imagen sencilla y de gran practicidad en cada una de las funciones que nos llega a presentar.

Nokia C5: Celular Sencillo y Practico

De estética elegante y a la vez sencilla de poder manejar, el Nokia C5 nos presenta a simple vista los botones clásicos que podrá tener un celular común, pero cuando vamos más a fondo notamos todo lo que nos llega a ofrecer. Es así como también podemos encontrar una gran cantidad de opciones multimedia que van desde la reproducción de toda clase de archivos musicales y de video (en esto último teniendo gran cantidad de formatos a soportar) hasta la posibilidad de poder tomar fotografías con un sensor de 3,2 megapíxeles y una resolución de captura fotográfica de unos 2.048 x 1.536 píxeles con flash LED incorporado. Hablando de temas de imagen, hallamos una pantalla de 2.2 pulgadas con resolución de 240 x 320 píxeles y 16 millones de colores. Aparte hallamos conectividad tipo WiFi y Bluetooth, GPS incorporado y memoria expandible a los 16 GB.