Servidores Virtuales Privados para Pymes

No cabe duda que un VPS (Servidor Virtual Privado) es una solución ideal para aquellos usuarios que buscan un total control de su alojamiento web y las ventajas de un servidor dedicado, sin tener que pagar por altos costes de éstos últimos.

La configuración de un VPS es totalmente flexible y nos permite ir creciendo al mismo ritmo que nuestro negocio, si se trata de una PYME. El VPS dispone de varios paneles de control para poder crear y administrar sitios web, dominios, FTP, correos, y bases de datos.

Con el VPS además podemos realizar copias de seguridad con un solo clic. También encontrarás alternativas de restauración, reinstalación, reparación y recuperación del VPS.

Los VPS nos permiten tener disponibilidad y trafico en un entorno más aislado que un hosting compartido, y aún así manteniendo un precio competitivo. Asimismo son totalmente seguros pues depende de nosotros mismos. También vale la pena señalar que un VPS tiene mejor rendimiento y es más fiable que un hosting compartido pues no sufrirá caídas producidas por otros clientes, y es que cada servidor virtual privado tiene su propio sistema operativo, y recursos de CPU y RAM.

Para empezar a utilizar un VPS, primero debes elegir el sistema operativo que más te acomode. De esta manera puedes contratar un VPS Linux CentOS, con servidor virtual CentOS es una distribución de Linux; un VPS Linux Debian, otra de las distribuciones más populares de Linux o un VPS Windows, basado en el sistema operativo más popular del mundo.