Multiprotocol Label Switching es un mecanismo de conmutación de etiquetas, creado por Internet Engineering Task Force (IETF) —el grupo especial sobre ingeniería de Internet—, y establecido para funcionar sobre variados protocolos sobre los que pueda trabajar PPP, entre los que encontramos a ATM, Sonet, Frame Realy y Ethernet. El objetivo principal del MPLS es desarrollar y estandarizar la ingeniería de tráfico, la diferenciación de clases de servicio y las redes privadas virtuales, lo cual busca proveer a los routers de una mayor velocidad en su funcionamiento.

MPLS: Multiprotocol Label Switching

Una de las ventajas que tiene MPLS es que no cuenta con una sola tecnología. A diferencia de lo que ofrecía ATM para las soluciones anteriores, el funcionamiento de MPLS es independiente de la capa que corra por debajo de él, ya sea ATM o cualquier otra tecnología de red. Asimismo, MPLS hace más viable la ingeniería de tráfico, puesto que permite enrutamiento rápido (ya que en realidad hace conmutación, pero con información de enrutado).

Esto se ve claramente con las diferentes soluciones que se pueden encontrar actualmente para adaptar el protocolo IP a las nuevas redes de banda ancha que emplean la tecnología ATM. Igualmente, para comunicarse las etiquetas, los routers pueden usar varios protocolos. Así, pueden emplearse protocolos existentes como BGP o RSPV, o protocolos definidos específicamente para distribuir etiquetas como LDP (Label Distribution Protocol). LDP utiliza TCP para establecer sesiones en las que se informa a otro router del mapeo de etiquetas.

MPLS: Multiprotocol Label Switching

Todos estos beneficios han hecho que muchas empresas internacionales de telecomunicaciones hayan optado por usar el Multiprotocol Label Switching en sus redes de transporte. Así tenemos los casos de Telefónica de España, Entel Chile, Telecom Argentina SA, Telmex e, inclusive, Americatel Perú, entre otras. De esta manera, estas empresas consiguen la intercomunicación a través de redes privadas virtuales en diversas partes del mundo.

La funcionabilidad al respecto de MPLS es amplia, siendo así capaz de poder transportar diferentes tipos de tráfico, con lo cual se puede incluir en todo ello al de voz y también a los paquetes IP. Cuando se puede contar con QoS, o Calidad de Servicio en español, estamos hablando de uno de los más altos niveles de calidad al respecto, ofreciendo mejoras en relación a la protección en contra de fallos, redes privadas virtuales, entre otros casos.