Es seguro que todo lo que usted querrá saber de la Pantalla Azul de la Muerte es lo que leerá en las líneas siguientes. Ya que tener conocimiento de la BSOD (Blue Screen of Death) por experiencia propia podría costarle el trabajo de la jornada, la pérdida del sistema operativo de su computadora y la importante información que allí conserve.

Pantalla Azul: Grave Error en el Sistema de Windows

La Pantalla Azul, o Pantallazo Azul, es como se ha venido a llamar coloquialmente el cuadro de texto en fondo azul con el que Windows, el sistema operativo más común en el mundo, nos informa que se ha producido un error grave en el sistema -del que probablemente no podrá recuperarse. El agravante de tal error es que su origen no puede ser determinado, ya que si bien se muestra el punto en que el sistema colapsó, no existe la forma de saber dónde exactamente se inicio el problema.

Su aparición es posible en las distintas versiones de Windows, desde la fundadora Windows 1 hasta la actual Windows 8, pasando por las populares Windows Vista y Windows XP, además de ser usada en otros aparatos, como smartphones, tablets, consolas de videojuego, etc.

Pantalla Azul: Grave Error en el Sistema de Windows

La principal causa de la aparición de la Pantalla Azul es la saturación en el sistema de cierto tipo de archivos, DLL, que distintas aplicaciones descargan para su funcionamiento, y que van acumulándose hasta llegar a ser incompatibles entre sí por ser unas recientes y otras pasadas. El hardware dañado, el excesivo calor en los dispositivos y una sobrecarga de la memoria de RAM, nos llevarían al mismo resultado. Naturalmente, la gravedad de la aparición de la BSDO dependerá del tipo de uso que se le esté dando al sistema en ese tiempo, Si el usuario navega despreocupadamente y la aparición de una Pantalla Azul le obliga a reiniciar la máquina seguramente no reportará más que una molestia, pero si esta usando distintas aplicaciones para generar información importante, que signifique costos de producción y económicos, su aparición bien justificaría su nombre.

La mejor forma de evitar y remediar el daño de las Pantallas Azules consiste en revisar las aplicaciones y el hardware que incorpora a su sistema y someterlo a evaluaciones antimalware periódicamente, pues muchos backdoors y troyanos se especializan en viciar su configuración. Y si es que la Pantalla Azul aparece repentinamente seguida del apagado y reencendido de la máquina lo más probable es que problema se encuentre en las fuentes de alimentación de energía.