JavaScript es quizás el lenguaje de programación más popular del mundo, no solo por la aparente sencillez de su interfaz –que permite a cualquiera interactuar con él- sino porque sirve para enriquecer el contenido de los sitios de Internet en los que se aplican sus comandos, haciéndolo una de las herramientas más utilizadas en el mundo virtual.

JavaScript: El Lenguaje de Programacion mas Popular

Todos los usuarios de Internet han tenido contacto con él al menos alguna vez, ya sea porque se dedican a la programación o porque al momento de ingresar a una página web, un completo no se pudo ejecutar porque no tenían activado el JavaScript en su navegador. Es precisamente esto último lo que hace que muchos se enteren de su existencia e indaguen más sobre el asunto.

Si todavía no queda muy claro lo que representa este programa, te lo ponemos de la siguiente forma: ¿Recuerdas todos esos números y letras de color verde que “llovían” en las computadoras de la película Matrix? Pues eso es JavaScript, un lenguaje compuesto de números y letras que juntos simbolizan ciertos elementos como; mensajes, objetos, color, etc.

Ahora bien, como ya dijimos, este código puede ser leído por cualquiera que desee aprenderlo, así que si eres nuevo en esto, aquí te damos algunos trucos para utilizarlo:
• Cuando inicies te darás cuenta que es muy fácil quedarse atorado escribiendo funciones pues la pantalla se saturará y podrías perderte. Por ello, es mejor tener un límite dentro de la línea y escribir funciones razonablemente pequeñas. El orden dentro del esquema es muy importante.
• La mayoría de efectos en páginas web provienen de funciones relativamente sencillas, así que no apuestes por lo complejo y escribas código en exceso. Las construcciones complejas tienden a fallar.
• Una vez que ya sepas algunos comandos básicos, cada vez que resuelvas un problema, crea una línea de comentario para explicar cual es la función de lo que acabas de hacer. Esto ahorrará mucho tiempo cuando surja un fallo y haya que reescribir.
• Prioriza las variables colocándolas en orden dependiendo de su jerarquía. Procura que el código matriz esté siempre en la cabecera.

Con esfuerzo y constancia, en poco tiempo podrás realizar mucha de estas acciones sin necesidad de consultar una fuente externa.