En un mundo tecnológico cada vez más avanzado, el éxito no solo lo adquiere el software de Windows o Mac en cuando a sistemas operativos, sino que Linux viene trabajando con fuerza en el ya conocido campo del “software libre”. Es por ello que hoy te presentamos a Fedora, una distribución Linux basada en RPM.

Fedora: Distribución Linux basada en RPM

Este sistema está dirigido a propósitos generales y se encuentra muy estable, pues una comunidad de ingenieros, diseñadores gráficos y usuarios contribuyen a la solución de fallas y pruebas de nuevas tecnologías.

Fedora está respaldada por Red Hat y el proyecto en sí, no solo pretende trabajar el software libre y de código abierto. Sino que está tras la visión de convertirse en el líder de este campo. Las actualizaciones en todas las versiones de Linux están garantizadas gracias a que los desarrolladores pueden realizar cambios en las fuentes originales en vez de aplicar los parches específicos.

Es así que Fedora se perfila como abanderado principal del desarrollo y evolución del software libre y de código abierto. En un principio recibió el nombre de Fedora Core, pues solo incluía los paquetes más relevantes del SO. En la actualidad ocupa el cuarto lugar en cuanto a distribución después de Linux Mint, Mageia y Ubuntu.

Este sistema nació en el año 2003 como un proyecto comunitario tras la salida del mercado de Red Hat Linux. El nombre proviene de Fedora Linux y se representa en un característico sombrero Fedora que se puede apreciar en el logotipo. A pesar de haber sido disputada por los creadores del proyecto tras una solución de intereses el problema terminó y Fedora pasó a ser una marca registrada de Red Hat.

La seguridad de este sistema se encuentra bajo SELinux (Security Enhanced Linux) y cuenta con diversas políticas de seguridad que incluyen un control de acceso obligatorio llamado “Mandatory Acces Control” que trabaja desde los módulos de Seguridad de Linux, es decir desde el núcleo del sistema.