Uno de los términos más populares en las redes sociales es el selfie, pero ¿Sabes realmente lo que es? Un selfie es una autofoto o autorretrato realizado con una cámara fotográfica digital o un teléfono móvil, en la que se pretende mostrar un primer plano del autor, y que normalmente luego se cuelga en un blog o red social.

Selfie: El Autorretrato Narcisista del Siglo XXI

Si bien es cierto que se trata de una palabra nueva, el primer selfie de la historia fue realizado por Robert Cornelius, un pionero estadounidense de la fotografía, quien realizó un daguerrotipo de sí mismo en el año 1839. Por el año 1900 con la aparición de la cámara de cajón portátil Kodak Brownie también se realizaron variedad de autorretratos con la ayuda de un espejo. A principios del siglo XXI, los cibernautas ya colgaban selfies en Myspace y Flickr. Sin embargo a partir de la venta masiva de dispositivos móviles y la aparición de Facebook e Instagram, los selfies cobraron popularidad, tal es así que no solamente es una tendencia entre jóvenes, sino también entre grupos, famosos y hasta en animales.

Hoy en día el selfie más popular consiste en extender el brazo y tomarse el autorretrato, aunque claro hay personas que siguen haciendo uso del espejo.

Selfie: El Autorretrato Narcisista del Siglo XXI

¿Qué función cumple el selfie? Según los expertos es una herramienta para llamar la atención de otras personas, levantar al autoestima, presumir logros o momentos, dejar un mensaje a otra persona o bien tan sólo pasar un rato de diversión.

Para tomar un buen selfie hay que asegurarnos de contar con suficiente luz e intentando encontrar el mejor ángulo que nos favorezca. Luego debemos extender el brazo o colocarnos frente a un espejo y listo, tomaos la foto.

Los narcisos se toman en promedio unos 5 selfies al día, sobre todos aquellos fitness que presumen de sus músculos. Algunas de las poses preferidas para selfies son la boca de pez, duck face, lengua afuera, mandando beso, alzando la ceja, entre otros.