Los servidores proxy para web son muy útiles al momento de navegar. Uno de estos famosos servidores se llama Squid y en la actualidad está considerado entre los más populares dentro del denominado software libre bajo licencia GPL.

Squid: Servidor Proxy para Web con Caché

Squid es un servidor proxy para web con caché que soporta HTTP, HTTPS, FTP y otros protocolos de Internet. Esta aplicación de software libre de licencia GPL reduce el ancho de banda y mejora los tiempos de respuesta mediante el almacenamiento en caché. Además mejora el rendimiento de las conexiones a peticiones recurrentes a servidores web y DNS. También añade seguridad realizando filtrados de tráfico.

Squid es muy útil cuando se trata de optimizar el rendimiento en las conexiones de empresas y servicios particulares a Internet, ya que puede acelerar el acceso a distintos servidores web e incluso añade más seguridad filtrando el tráfico.

Al ser una de las aplicaciones más afianzadas en internet desde inicios de los 90 se ha convertido en un software completo que sirve como referencia de servidos proxy-caché web. Podemos encontrar Squid para software libre como GNU/Linux e incluso Unix, también añadiendo una versión para MS Windows.

Entre las principales características encontramos el proxy para SSL, pues Squid es compatible con Secure Sockey Layer (SSL) de esta manera puede hacer más rápida las transacciones cifradas, y al mismo tiempo puede configurarse con grandes controles de acceso para las peticiones de usuarios.

Squid puede hacer jerarquías en caché gracias a distintos servidores que trabajan juntos escuchando las peticiones, es decir qué, un navegador requiere siempre las páginas a un solo proxy, pero si este no cuenta con dichas páginas en su memoria caché busca a otras similares a las cuales consultar y estas peticiones entre cachés se realizan mediante el protocolo ICP y HTCP.

Los navegadores web se sirven del caché local de Squid como un en servidor proxy HTTP; así acorta el acceso y el consumo de ancho de banda. Como se sabe el proxy caché es una forma de guardar nuestros datos solicitados en internet. El modo de trabajo Squid reduce el consumo de ancho de banda, que ayuda a los proveedores de internet a elevar la velocidad de los consumidores y está también dirigido a las redes de área local con la misma conexión a internet.