Si escuchamos la palabra joystick, puede que venga a nuestra mente diversos dispositivos, como aquellos mandos de aviones que en la Segunda Guerra Mundial, daban dirección a las bombas que se controlaban desde los bombarderos. Sin embargo en la actualidad el joystick puede ejecutar este tipo de movimientos en un espacio digital. Como por ejemplo: los videojuegos.

Joystick: Palancas de Control para Consolas

El joystick se empleaba en un principio para controlar los alerones y el plano de profundidad en una aeronave. El nombre Joystick suele guardan relación con el piloto francés Robert Esnault-Pelteire quien viviese a principios del siglo XX; sin embargo también se le atribuye a los pilotos James Henry Joyce y Robert Loraine. El concepto de esta palabra ha estado presente desde la creación de los primero aviones, pero su origen mecánico aún es materia de investigación.

Es así que se denomina al joystick como la “Palanca de control” que dentro del contexto de la computación, se adhiere como accesorio que se emplea en lugar de un mouse y son perfectos para dirigir el movimiento de un símbolo o un carácter desde un punto hacia otro. Lo mismo sucede para las consolas, partiendo de los recordados Atari, pasando por los juegos de 8 bits; hasta lo más elaborados el día de hoy para las consolas de octava generación. Éstos suelen ser fabricados con más de dos botones que se llaman gatillos.

Joystick: Palancas de Control para Consolas

Este accesorio varía de acuerdo al tipo de PC o consola. En el caso de las computadoras puede adquirirse en distintos modelos. Sin embargo cuando se trata de consolas de una marca determinada, éstas se encargan de fabricar un Joystick especial que las distinga de las demás; ejemplo: Ps4, Xbox, Wii. En la actualidad suele ejecutarse de manera inalámbrica a través de Bluetooth, sin embargo en el caso de las PC, por lo general se sirve una conexión USB.

Los joysticks son más populares en los videojuegos de vuelo y disparo, ya que imitan casi a la perfección los controles de un avión real y son sensibles a los movimientos sutiles; lo que evidentemente permite apuntar mejor a los objetos en movimiento y mejoran la experiencia de juego.