La tecnología móvil como la conocemos hoy en día ha evolucionado de manera notable, pues en un principio los primeros teléfonos celulares a lo mucho podían ofrecernos una hora de tiempo cuando hablábamos. Todo cambió durante las últimas décadas, sin embargo la historia de los primeros celulares va mucho más allá, hasta la década de los 40. Este post te hará viajar por las tres primeras generaciones que sentaron las bases para los celulares que están por venir.

Primeros Celulares: Historia del Teléfono Móvil

La primera generación apareció en 1983 cuando la compañía Motorola lanzó al mercado el primer teléfono que funcionaba de manera portátil cuyo nombre era: DynaTAC 8000X. Lo que más llamó la atención de este modelo en aquel entones fue el peso que ostentaba, pues bordeaba las 2 libras (0.91 kg) y esto le generó el apodo de “ladrillo”. También hacía honor a su descripción, la longitud de 13 pulgadas (33.02 cm). El precio para el DynaTAC de ese tiempo era de 4.000 dólares y el tiempo de conversación se limitaba solo una hora y la pobre memoria almacenaba 30 números de contacto.

La segunda generación de teléfonos móvil apareció a inicios de la década de 1990 y fueron considerados de esta manera porque fueron capaces de trabajar con los sistemas TDMA y CDMA ya sea en Estados Unidos como en Europa. Esta tecnología permitió conectarse al circuito digital reduciendo el porcentaje de llamadas caídas y mejorando la calidad de la llamada. Gracias a la tecnología del chip de computadora, esta segunda generación hizo los teléfonos más pequeños y la demanda de los mismos creció notablemente.

Primeros Celulares: Historia del Teléfono Móvil

La tercera generación o también llamada teléfonos 3G llegaron pocos años después del 2G y ayudó a los teléfonos a realizar funciones multitarea. Gracias a ello, lo teléfonos pudieron hacer más que sostener una llamada, es decir, se añadieron funciones como recibir correos y mensajes de texto de gran calidad. También se sumó a estos avances la tecnología Bluetooth y la conexión WIFI.