El robo de información está a la orden del día y los hackers se reinventan para poder acceder a nuestras cuentas y manipularlas a su antojo. Sin embargo muchas veces los casos de hackeo de cuentas no responden a intereses económicos sino más bien a la curiosidad de husmear entre la privacidad de otras personas. De todos modos en este post conocerás una manera de robar contraseñas de Hotmail a modo de prevención.

Son muchas las personas que crean una casilla de correo con otro nombre y motivan a sus víctimas a enviar ahí un correo que lleve la contraseña de tu cuenta, luego llega hasta ti el password. Sin embargo pocas ya son las personas que caen en este truco tan evidente, pero no está de más recordarlo.

Otro modo es tener el acceso a la máquina donde se revisa el correo. Puede que la personas a la que quieras hackear use una máquina que está a tu alcance (o ingenuamente podría pedirte prestada la tuya) de este modo las cosas se vuelven más fáciles, pues solo hay que ingresar a la máquina donde la cuenta está configurada (en caso de Hotmail, actualmente es Outlook). Debes descargar el programa revealer que es una especie de Keylogger.

El paso siguiente es hacer abrir el programa e ir a Outlook y hacer clic en Herramientas/Cuentas/buscar y hacer clic en la cuenta víctima, dirígete a la solapa de servidores/ y con el revealer hace clic en “track” mientras lo arrastras con el mouse hasta los casilleros que llevan el nombre “contraseña”.

Si la víctima revisa el Outlook puedes fijarte si el PWD ha registrado lo que ha escrito. En todo casi si esto no funciona, puede bajarte el troyano “teclass.exe” que también tienen la misma función y forma parte de la familia de registros para hackar más fáciles de usar. Es importante el acceso de la víctima a la máquina que manipules, lo que significa que el 50% de la efectividad del hack depende de ti.