La energía eólica es una fuente de energía renovable y limpia obtenida a través de la fuerza del viento para generar electricidad. Este tipo de energía es una de las más abundantes de la naturaleza. Además es un tipo de energía barato y competitivo.

Energía Eólica: ¿Cómo Funciona?, Ventajas y Desventajas, y Ejemplos

La energía eólica es una de las energías más antiguas junto a la energía térmica. El viento como fuerza motriz se ha utilizado desde la antigüedad. Así, ha movido a barcos impulsados por velas o ha hecho funcionar la maquinaria de los molinos al mover sus aspas. Sin embargo, la industria de la energía eólica en tiempos modernos recién comenzó en 1979.

¿Cómo funciona?

El principal medio para obtenerla son los aerogeneradores, “molinos de viento”, ubicados en parques eólicos, que transforman con sus aspas la energía cinética del viento en energía mecánica.

Ventajas

• La energía eólica ayuda a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero al reemplazar fuentes de energía a base de combustibles fósiles. El impacto ambiental de este tipo de energía es además, menos problemático que el de otras fuentes de energía. Como ya mencionamos es una energía renovable y limpia.

Es un tipo de energía económico, y una de sus ventajas es que pequeñas instalaciones eólicas pueden, por ejemplo, proporcionar electricidad en regiones remotas y aisladas que no tienen acceso a la red eléctrica.

• El precio de la energía eólica es mucho más estable que los precios de otras fuentes de energía fósil, mucho más volátiles.

• Puede instalarse en espacios no aptos para otros fines, por ejemplo en zonas desérticas, próximas a la costa, en laderas áridas o muy empinadas para ser cultivables.

• Puede convivir con otros usos del suelo, por ejemplo prados para uso ganadero o cultivos bajos.

Energía Eólica: ¿Cómo Funciona?, Ventajas y Desventajas, y Ejemplos

Desventajas

La instalación de energía eólica requiere de una considerable inversión inicial, pero posteriormente no presenta gastos de combustible.

• Debido a la falta de seguridad en la existencia de viento, la energía eólica no puede ser utilizada como única fuente de energía eléctrica.

Ejemplos

Alemania, España, Estados Unidos, India y Dinamarca son los países que más inversiones han realizado en generación de energía eólica.

Un gran ejemplo a seguir es el de Dinamarca que genera más de un 25% de su electricidad mediante energía eólica.

España también está a la vanguardia y produce alrededor del 20% del consumo eléctrico con este tipo de energía.