La Xbox One X es considerada como la consola más potente del mundo debido a que cuenta con un motor Scorpio. Esta consola Premium para gamers exigentes, ofrece una verdadera experiencia de juego en 4k y la acción cobra vida gracias al HDR.

Review de la Xbox One X

Cuenta con un diseño elegante y delgado.

Dispone de un CPU AMD Custom de 8 núcleos que está sincronizado a 2,3 GHz. Además cuenta con un GPU de 6 Teraflop.

Hablemos del almacenamiento de memoria. Dispone de un GDDR5 de 12 GB que añade velocidad y potencia al rendimiento del juego para permitir mundos más grandes, horizontes adicionales y tiempos de carga más rápidos. También es importante mencionar que los gráficos de juego son sumamente rápidos y detallados con un ancho de banda de memoria de 326 GB por segundo. La memoria flash es de 8GB y la memoria de almacenamiento interno HDD de 1 TB.

Para maximizar el rendimiento y minimizar el consumo de energía, la Xbox One X utiliza el método hovis, un sistema de suministro de potencia digital de vanguardia que personaliza el voltaje de cada consola.

En cuanto a conectividad cuenta con puerto de alimentación, 2 puertos HDMI, 3 puertos USB 3.0, IR exterior, S/PDIF y puerto Ethernet.