La energía eléctrica es la forma de energía que resulta de la existencia de una diferencia de potencial entre dos puntos lo que permite establecer una corriente eléctrica entre ambos cuando se los pone en contacto por medio de un conductor eléctrico. En otras palabras, es causada por el movimiento de las cargas eléctricas en el interior de los materiales conductores.

Energía Eléctrica: Definición, ¿Cómo se produce?, ¿Para qué sirve?, Tipos, Ejemplos

La energía eléctrica es generada tanto de manera natural (tormentas eléctricas) como de manera artificial tanto renovables como no renovables (centrales termoeléctricas solares, centrales solares fotovoltaicas, centrales eólicas, centrales hidroeléctricas, centrales geo-termoeléctricas, centrales nucleares, combustibles fósiles, centrales de ciclo combinado y centrales de turbo-gas).

¿Cómo se produce?

La energía eléctrica que es un tipo de energía que se obtiene mediante el movimiento de cargas eléctricas (electrones positivos y negaticos) a través de un cable conductor metálico como consecuencia de la diferencia de potencial que un generador esté aplicando en sus extremos. Luego se transforma en otras formas de energía, tales como la energía lumínica o luz, energía mecánica y energía térmica.

Ejemplificar el funcionamiento de la energía eléctrica es muy sencillo. Cada vez que accionamos el interruptor de una lámpara por ejemplo, se cierra un circuito eléctrico y se genera el movimiento de electrones a través de cables metálicos.

¿Para qué sirve?

La mayor parte de la energía eléctrica que se consume en la vida diaria sirve para las redes eléctricas a través de tomas llamadas enchufes, a través de los que llega la energía suministrada por las compañías eléctricas a los distintos aparatos eléctricos.