La energía nuclear también conocida como energía atómica es un tipo de energía en la que se libera espontánea o artificialmente en las reacciones nucleares, es decir a través de la manipulación del núcleo de un átomo de ciertos elementos químicos, siendo la más conocida la fisión del uranio-235 con la que funcionan los reactores nucleares, y la más habitual en la naturaleza, en el interior de las estrellas, la fusión del par deuterio-tritio.

Energía Nuclear: Definición, ¿Cómo se obtiene?, Características, ¿Para qué sirve?, Ventajas y Desventajas, Ejemplos...

¿Cómo se obtiene?

La energía nuclear se obtiene a través de la fisión nuclear y la fusión nuclear.

La fisión ocurre cuando un núcleo pesado se divide en dos o más núcleos pequeños, además de algunos subproductos como neutrones libres, fotones (generalmente rayos gamma) y otros fragmentos del núcleo como partículas alfa (núcleos de helio) y beta (electrones y positrones de alta energía).

La fusión es el proceso por el cual varios núcleos atómicos de carga similar se unen y forman un núcleo más pesado. Simultáneamente se libera o absorbe una cantidad enorme de energía, que permite a la materia entrar en un estado plasmático.

Características

La principal característica de este tipo de energía es la alta calidad de la energía que puede producirse por unidad de masa de material utilizado en comparación con cualquier otro tipo de energía conocida por el ser humano. En las reacciones nucleares se suele liberar una grandísima cantidad de energía debido en parte a que la masa de partículas involucradas en este proceso, se transforma directamente en energía.

Cuando se produce una de las dos reacciones nucleares (la fisión nuclear o la fusión nuclear) los átomos experimentan una ligera pérdida de masa. Esta masa que se pierde se convierte en una gran cantidad de energía calorífica y de radiación, como descubrió Albert Einstein con su famosa ecuación E=mc².

Ventajas

A través de los generadores nucleares se puede obtener otros tipos de energía como la energía eléctrica, la energía térmica o la energía mecánica.

Además la energía nuclear se puede utilizar otras disciplinas técnicas como en el análisis de datación arqueológica (arqueometría nuclear), en la medicina nuclear (rayos X, radioterapia, radiofármacos, etc), en la agricultura a través de la modificación genética, entre otras.

La energía nuclear evita la emisión de toneladas de dióxido de carbono y emisiones contaminantes asociadas con el uso de combustibles fósiles.

Desventajas

La energía nuclear puede transformarse de forma descontrolada, dando lugar al armamento nuclear tal como cruceros, portaviones, aviones, submarinos, bombarderos de guerra de propulsión nuclear así como la bomba atómica (bomba de fisión o bomba de fusión).

Existe un alto riesgo de contaminación en caso de accidente o sabotaje.

Produce residuos radiactivos que son difíciles de almacenar y permanecen activos durante mucho tiempo.

El coste de la construcción y mantenimiento de las centrales nucleares es elevado.