Las antenas de televisión son reconocidas físicamente por cualquier persona, habiendo sido denominadas también bajo el nombre de antena de conejo debido a ser dos varillas metálicas que bien fácilmente podrían traer a la mente cierta idea de similitud con respecto a las orejas de este pequeño animal.