La Xbox One X es considerada como la consola más potente del mundo debido a que cuenta con un motor Scorpio. Esta consola Premium para gamers exigentes, ofrece una verdadera experiencia de juego en 4k y la acción cobra vida gracias al HDR.