Hoy en día pagar a través de una aplicación móvil es sumamente fácil y nos permite realizar transacciones de pagos de bienes y servicios con total seguridad. Además estos aplicativos bancarios nos permiten revisar nuestro saldo y movimientos, realizar transferencias a cuentas del mismo banco o interbancarias, administrar la seguridad de nuestras tarjetas, etc.